Seguidores

28.7.12

No quiero ser la de siempre, la que sufre, la que se auto destruye. Las cosas están mal, otra vez. Retrocedí mil pasos hacia atrás, y sin siquiera tener algo que ver. La vida es así, injusta, o quizá demasiado justa, tal vez tdavía estoy pagando los errores del pasado. No voy a negar que me duele, ni engañarme a mi misma, pero reconozco que de alguna forma cambie mi modo de ver las cosas. Siempre fui la reina del masoquismo; mi humor y mi vida dependían de vos, cada día una nueva lucha.. Pero me di cuenta que antes que a nada ni a nadie, tengo que quererme a mi misma. Soy más importante que tu ego, que tu orgullo o tu indiferencia. Si no empiezo por valorarme yo misma, ¿quién más lo va a hacer?. Estoy cansada de sufrir, de pasar días enteros de agonía, de incertidumbre por no saber que es lo que sentís, o lo que paso, o pensando que tal vez no soy significante para vos. Siempre tuve el don de hacerme la cabeza, constantemente, hasta con lo más mínimo. Pero basta, no quiero perder más tiempo, no quiero desaprovechar momentos en los que puedo ser feliz pensando en vos y en todo lo malo que arrastrás. A partir de hoy, hace lo que quieras, viví tu vida mientras yo me esfuerzo por disfrutar la mía. Y cuando te canses de ella, de los juegos, y de todo, volvé. Volvé que voy a estar esperandote con los brazos abiertos, como siempre lo hice.